Las diez grandes travesías del mundo en moto

Ruta 66, la calle principal de América

¿A quién no le ha apetecido alguna vez coger un vehículo de dos o cuatro ruedas y perderse recorriendo mundo? Una tentación irresistible, sin duda. Y apuesto doble contra sencillo que el sueño de todo motero que se precie es hacer alguna de las diez grandes rutas que existen en el mundo. Hoy empezamos a desmenuzarlas, paso a paso. Para abrir boca, pongamos rumbo a Estados Unidos para hacer de cabo a rato una de las más deseadas por cualquier conductor: la mítica Ruta 66, la madre de todas las rutas. Sin prisas, pero sin pausas, saboreándola en todo su esplendor, tanto en paisajes como en paradas y fonda. Aquí van unos pequeños consejos para que consigas triunfar en este viaje, al que seguirá el resto, mes a mes, hasta completar el gran decálogo rutero. Suerte y arrancamos…

Mapa-Ruta 66

La Ruta 66 viene a ser, salvando distancias, algo así como el Camino de Santiago: un trayecto donde en vez de buscar el indicativo de la concha de peregrino con la flecha amarilla hay que seguir el cartel de ‘Histórica Route 66′… y ponerte hasta arriba de comida. En total son las veintidós paradas más recomendables. Veámoslas por tramos.

Hay 22 paradas obligatorias.

Ruta 66

En los años 1800, por aquí mandaban los indios choctaw, los chickasaw y los cherokee, en cuyo dialecto la palabra “oklahoma” significa precisamente “piel roja”. Toda la información de la Ruta 66 te la ofrecen en el Museo de la Ruta 66, en la localidad de Clinton. A la hora de cenar, dirígete al restaurante Rancho Grande, en Tulsa, la ciudad del petróleo, y prueba su típica comida mejicana.

Chicago a Springdield (Illinois)

Chicago es el punto de salida. Obligada es la visita al lago Michigan, darse una vuelta en el metro aéreo y luego entrar en el restaurante Berghoff, conocido por vender cerveza “casi” sin alcohol en los años de la Ley Seca. Era el punto y cita de los moteros que iban a iniciar la ruta. Pecado mortal salir sin probar los donuts de Lu Mitchell, en el mismo sitio donde los inventaron. Y para comer, el Henry´s, en Cícero, el pueblo donde Al Capone se escondía de la policía.

Missouri

Si te sorprende la noche, busca un motel de carretera. Por ejemplo, el Munger Moss. Pero antes de acostarse, una partida de bolos en la cercana bolera. Y en la ciudad de San Louis no es posible que dejes de ver la confluencia de los ríos Mississippi y Missouri; sobre el primero de ellos está el símbolo de la ciudad: el Arco de la Entrada, de casi doscientos metros de altura. En esta ciudad se fabrica la cerveza Budweiser, por cuya fábrica es conveniente realizar un tour guiado. Y catarla, naturalmente.

Oklahoma

En los años 1800, por aquí mandaban los indios choctaw, los chickasaw y los cherokee, en cuyo dialecto la palabra “oklahoma” significa precisamente “piel roja”. Toda la información de la Ruta 66 te la ofrecen en el Museo de la Ruta 66, en la localidad de Clinton. A la hora de cenar, dirígete al restaurante Rancho Grande, en Tulsa, la ciudad del petróleo, y prueba su típica comida mejicana.

Continuamos nuestro recorrido...

Texas

Las famosas botas de cow-boy tienen aquí un monumento. Puedes adquirirlas en las tiendas de Amarillo, donde también encontrarás pantalones vaqueros, sombreros y demás indumentaria típica, además de antigüedades. Para comer, no lo dudes. El Big Texas Steak House, famoso porque todo en él es enorme: empezando por sus chuletas de tres kilos de peso. El local apuesta con cualquier cliente a no cobrarle ni un centavo si consigue acabarse la carne con su acompañamiento. Muy pocos lo han logrado.

Más adelante, otra parada imprescindible es el Rancho Cadillac y sus coches clavados en el suelo, a modo de obra de arte. Lo típico es pintar sobre ellos. Hazlo, no te dirán nada. El rancho lo construyeron en 1974 los miembros del grupo Ant Farm, formado por arquitectos vanguardistas que instalaron diez vehículos Cadillac enterrados de moro en la arena.

Nuevo Mexico

Entramos ya en el estado de más variedad cultural y étnica, con una notable influencia española. Visita obligada es la ciudad fantasma de Glen Río, en la frontera con Texas, que tuvo antaño un gran auge gracias a su oferta de gasolina, restaurantes y moteles.

Hay que visitar Santa Fe, la capital, para respirar auténtico sabor mexicano en su casco histórico. En la Plaza Central es donde se celebra el mercado indio de artesanía. Para comprar recuerdos, el pueblo de Tucumcari, donde te asombrarás de sus noches iluminadas con luces de neón en todos los edificios. Al llegar a Santa Rosa, el paisaje empieza ya a teñirse de verde y aparecen las montañas en tonos ocres y rojizos. Interesante la visita al Auto Museo, para admirar su colección y automóviles clásicos

Arizona.

Visitemos aquí la ciudad de Flagstaff, rodeada de bosques, lagos con casas de madera y montañas. Sus habitantes son muy amables y la ciudad realmente acogedora, con gran número de turistas que llegan atraídos por el cercano Gran Cañón, lugar recomendable pero que no pertenece a la Ruta 66.

También resulta agradable y atractivo el turístico pueblo de Williams, lleno de casas de madera y de gentes luciendo el auténtico sombrero de cowboy. Cerca, Chloride es un auténtico pueblo fantasma, abandonado, pero donde te puedes sentir protagonista del legendario salvaje oeste.

Las Vegas-Santa Mónica-Los Ángeles (California)

La Ruta 66 acaba oficialmente en Santa Mónica (aunque muchos creen que su verdadero final es la ciudad de Los Ángeles), enclavada a orillas del Pacífico, a media hora en moto de Los Ángeles, su famoso muelle ha sido protagoniza en infinidad de películas. Naturalmente, es visita obligada para pequeños y mayores, que podrán disfrutar de gran diversidad de juegos, atracciones, y saciar el hambre en sus numerosos puestos callejeros de comida rápida.

Llegamos ya al fin del viaje. Pero si todavía quedan ganas de marcha, poned rumbo a Nevada y visitad la mítica ciudad de Las Vegas, haced juego en sus casinos… y que haya suerte.

Próximo capítulo: Ruta 40 (el emblema de Argentina...

Comparte este articulo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Suscríbete a nuestro Boletín y te haremos llegar a tu email, Novedades, Noticias y todo lo relacionado con el mundo del motor

Te Puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies